TITULO: “CARTA PARA WILFRED” AUTOR: YOEL CASILLAS

Carta para Wilfred

 

Wilfred,

Nunca he hablado de mí pero esta vez quiero hacerlo, quiero abrirme a ti de corazón. Quizás dudas respecto a  lo que siento por ti, pero nunca antes había estado tan seguro de mi amor por ti, eres y serás el amor de mi vida. Aunque quizás dudé al inicio sobre mi naturaleza y esa extraña energía que emanaba de nosotros hoy, aunque lejos, quiero que sepas realmente quien soy, por que ya no quiero ocultarlo, quiero mostrarme a ti tal cuál soy.  Si bien siempre he sido extraño para muchos, eso lo debo en parte a mi familia, mi familia que siempre actuó de manera distinta a las demás, siempre fuimos “ los extraños del pueblo”, en casa nunca se habló del pasado por una extraña razón que aún no comprendía.  Mi padre (Santiago) es el hijo mayor de Guadalupe e  Isacc Santiago, mis abuelos,  quienes tuvieron sólo 5 hijos: Martha, Santiago, Aurelio, Josefina y Isacc Abraham. Yo no tengo hermanos, soy hijo único,  la mayoría aún viven en el pueblo  (Tepatilán de Morelos) de donde somos, ahí en la Casa Grande (La Casa de la Bisabuela Ana) esa que queda en las afueras del pueblo donde he pasado una de las infancias más felices, en la que guardo  los mejores recuerdos de mi niñez. Mis primos siempre fueron mis mejores amigos, aunque hoy cada uno ha hecho su vida, siempre nos reunimos en  Casa Grande para pasar Navidades, siempre fue una tradición familiar, la Noche buena es uno de mis días favoritos, ya que puedo beber todo el ponche de frutas y comer lo que tanto me gusta,  pero hoy el motivo de mi carta es para compartirte uno de los hallazgos que por fin aclara el origen de mi familia, eso que durante mucho tiempo han callado.

Mi bisabuela Ana, quien siempre vivió en Casa Grande hasta sus últimos días, cuidaba celosamente cada una de sus flores, en especial sus crisantemos blancos, en ese jardín hecho por ella misma.  Pasaba las horas y horas pensando y añorando a los suyos. Yo siempre era curioso. Recuerdo que en alguna ocasión  abrí el baúl de la Bisabuela,  ese que cuidaba tan celosamente  y que guardaba en su ropero,  ese día a mis 6 años me ganó la curiosidad y en el mismo leí un título que me dejó un poco extrañado “Memorias de Vida” entre otros objetos peculiares de formas no ordinarias. Pero en particular dos objetos atraparon mi mirada, una foto en la que aparece mi bisabuela Ana con quien supongo era mi bisabuelo y sus hijos, ahí conocí a Yoel (Mi tío abuelo) por quien llevo mi nombre y al que mi Bisabuela le tenía gran admiración. Nunca se habló de su muerte, sólo se mencionaba su nombre en su aniversario luctuoso, ese día la bisabuela llenaba de flores la gran mesa de la Casa Grande. Yo siempre le llamaba Abue, Ella falleció a los 95 años de muerte natural, un día nunca despertó.

He decidido tomarme unos días para pensar  y pasar el fin de semana  en el pueblo en Casa Grande, ese lugar que siempre trae a mi vida paz y equilibrio espiritual, ese en el que cada rincón hay una historia por contar.

Ayer encontré ese baúl y sin querer, me ganaron las ganas de abrirlo, pero mi sorpresa fue mayor al descubrir en el “Memorias de Vida”, me palpitó el corazón, mi deseo por abrirla era muy fuerte, no pude aguantar y al final terminé  ojeando la primer página y ahí comenzó mi aventura.

Enero de 1946

Querido Yoel:

Sé que ya no estas con nosotros, hoy estaríamos celebrando tú cumpleaños en Varsovia pero ya no es así, hoy las cosas son muy distintas  tú hermano y yo emprendimos un viaje hacía América, la familia que nos acogió también viene con nosotros, vamos a un lugar un tanto extraño para nosotros “México”, aquí no seremos perseguidos por nuestro credo, muchos de nosotros vienen también a este lugar, sólo tenemos que cambiar de nombre y apellido , ahora mi nuevo nombre es Ana Casillas, así ya nadie nos perseguirá nunca más.

El pueblo al que hemos llegado se llama Tepatitlán de Morelos, nosotros vivimos en una casita a las afueras del pueblo, con un gran jardín, ahí siembro flores, frutos y vegetales, aquí hay frutos distintos a los de nuestra Polonia, tenemos también unas gallinas y vacas, nuestra vida es tranquila, aquí  cada noche brillan las estrellas, hijo mío, siempre pienso que eres una más en ese manto sagrado y azul, sé qué estas con nosotros, tú hermano parece sobreponerse a la pérdida de sus hermanos, ahora ha conocido a una chica de nombre Guadalupe, de  la cual esta enamorado, normal a su edad.

Hijo mío tu ausencia en nuestra vida es muy grande, sé que serías feliz aquí. Tú y Andrezj, disfrutarían de la paz del campo, de este sol que brilla como un girasol, de esta luna cálida que cobija y de estos manantiales que purifican el alma. Hijo sólo faltas tú, que me enseñaste  que el amor es el fruto más bendito de la cosecha,  tú que con tu valentía y coraje luchaste hasta tus últimos días en el ghetto de Varsovia, tú que protegiste a tu prójimo, tú que sacrificaste tu vida por nosotros, hoy sé que tú y tus hermanos están juntos en el paraíso celestial, tú que amaste con plenitud, tú que amaste puramente a Andrezj. Hoy intento ser feliz, aunque es imposible, en el fondo soy como un río seco, es difícil para una madre perder a lo más valioso en su vida: sus hijos, hoy mi único consuelo para hacer una nueva vida, es tu hermano y sus descendientes que algún día sabrán de ti, de tu lucha y de tu fortaleza a las adversidades.

Al terminar de leer la primer página no podría creer lo que estaba leyendo, ahora entendía el silencio que guardaba mi familia tan sigilosamente, mi origen, un origen un poco común al de la mayoría  y que supongo motivó a miles de judíos a emigrar a lugares muy lejanos como fue el caso de mi Bisabuela y mi Abuelo,  hoy entiendo muchas cosas, hoy he atado tantos cabos sueltos, hoy afirmo mi amor por ti Wilfred, quiero amarte hasta la eternidad, como Yoel amó Andrezj, quiero respetarte y unirme por siempre a ti.

 

AUTOR: YOEL CASILLAS

 

comparte esto en:

Share
Comentarios
3 Comentarios de “TITULO: “CARTA PARA WILFRED” AUTOR: YOEL CASILLAS”
  1. Zahora dice:

    Felicidades! Es precioso el relato…
    Saludos y gracias!

  2. Jose dice:

    Realmente tienes parentestco con la familia de Yoel….Ufffff,,,el libro es SENCILLAMENTE INSUPERABLE…que historia contada…..!! Y esta carta tuya es envidiable…espero que dure muchos años esta relacion y puedas superar todos los baches que salen en el camino…como Yoel y Andrezj ( eso es realmente amor) Un saludo

  3. Nando dice:

    Preciosa declaración da amor!
    Con toda una historia por detrás!
    Maravillosa…
    Gracias!

Deja un comentario

  • Con Eduardo Mendicutti

  • Escucha Vals Triste mientras visitas Sedom:

  • Comentarios recientes

    Marisa: Querida Bea. Cómo me emociona leer estas palabras...
    Bea: Ha pasado ya un tiempo desde que terminé de leer ...
    Joaquin estapé García: Querida Marisa: "Sedom, indebidamente tuyo", ¡es ...
    Julio: Gracias! Sólo puedo decir gracias. Por esta estre...
    Marisa: Hola, Guillermo. Tienes razón, yo nunca he catalo...
    guillermo: Hola Marisa, Felicidades por haber escrito un lib...
    Laura: Es precioso. Muchas gracias. Quedé con una profu...
    Marisa: ¡¡¡Seguimos en contacto!!!...
    Marisa: Gracias, David!!! Gracias por tomarte un tiempo pa...
    David Mateo: Saludos Marisa!!! El pasado Sant Jordi y en p...
  • concurso de relatos Spin Off sobre Sedom

  • CONCURSO DE FOTOGRAFÍA

  • un poco De todo

  • ¿Qué buscas?